Como los fenómenos meteorológicos pueden presentarse de forma repentina, cuando se dan las condiciones específicas de baja visibilidad, es obligatorio utilizar la luz antiniebla trasera, la cual es un sistema de seguridad activa de prevención de accidentes, ya que favorece que otros nos vean en condiciones adversas.

La luz antiniebla trasera es una luz roja tan brillante como la luz de freno, la cual es un requisito legal. El diseño de la luz antiniebla se realiza para que la luz atraviese mejor la cortina de niebla. Por ser tan potente, la luz antiniebla trasera puede deslumbrar o molestar a otros conductores si no se utiliza en las condiciones adecuadas.

La ubicación de los faros antiniebla traseros tradicionalmente está en el lado izquierdo del vehículo, lo cual permite que otros conductores conozcan  la ubicación del vehículo en el carril de circulación. Algunos modelos nuevos, sin embargo, tienen luces antiniebla traseras en ambos lados del vehículo para ser más visibles para las personas que están detrás de usted.

Las condiciones climáticas adversas en la carretera ocasionan gran cantidad de accidentes cada año. Si se es capaz de seguir unas simples reglas (cuando y como utilizar la luz antiniebla), ser paciente, sensible y precavido, se pueden disminuir los riesgos de tener un accidente. Y mientras más conductores tengamos en cuenta estas reglas más seguras serán las carreteras.

Comprar Luz Antiniebla trasera

Cuando utilizar la luz antiniebla trasera

Sólo deberá encenderse la luz antiniebla trasera cuando las condiciones meteorológicas o ambientales sean desfavorables, como en caso de: niebla, lluvia espesa, nevada o nubes de polvo o humo.

Veamos unos ejemplos:

  1. Si la niebla no te deja ver a 10 o 20 metros delante de la punta del auto, es necesario llevar las luces antiniebla traseras encendidas, aumentar la distancia de seguridad y disminuir de manera progresiva la velocidad.
  2. Si la niebla nos permite ver 50 o 100 metros delante de nosotros, no es muy densa, la luz antiniebla trasera molestará a los que van detrás, no se debe accionar.
  3. Si la lluvia es intensa pero no torrencial, no se debe accionar.

Hay que ser conscientes a la hora de utilizar las luces antiniebla traseras para no provocar un accidente, ya que otros conductores pueden quedarse sin visibilidad como consecuencia del deslumbramiento, por lo que es recomendable el uso activo del mando de las luces.

Puede saber cuándo están encendidas las luces antiniebla traseras porque un símbolo naranja con forma de lámpara, con líneas rectas horizontales intersecadas por una línea ondulada, se iluminará en algún lugar del tablero.

Cómo utilizar la luz antiniebla trasera

El uso adecuado de la luz antiniebla trasera es parte de conducir con responsabilidad, ya que es un dispositivo de seguridad, por lo que se recomienda:

  1. Hacer un uso activo de la luz antiniebla: La regla del uso activo del mando de las luces consiste en encender y apagar las luces antiniebla siguiendo la propia visibilidad. Es decir, si creemos que es posible que no nos vean es obligatorio activarlas y si las condiciones cambian y la visibilidad mejora iremos disminuyendo el alumbrado innecesario.
  2. Solo dejar la luz del lado del conductor conectado: aunque algunos autos modernos cuentan con dos luces traseras antiniebla es recomendable solo dejar conectado un lado, ya que como se parece en intensidad a la luz de freno, puede mandar el mensaje equivocado el conductor que tengas detrás de tu automóvil.

    Una sola luz prendida significa que el auto mantiene una velocidad constante y que está encendida la luz antiniebla, mientras que dos luces encendidas significa que el auto podría estarse deteniendo y los autos detrás de este empezarían a frenar.

Otras sugerencias que pueden acompañar el uso de las luces antiniebla trasera son:

  1. Circular por la derecha (tomando como referencia la línea blanca continua pintada en el camino).
  1. Mantén una distancia razonable entre tu automóvil y el automóvil de en frente, para poder tener tiempo de reaccionar si las cosas salen mal. Considera lo que pasaría si el auto que está detrás de ti te sigue muy cercanamente y tú frenas de forma repentina.
  1. Usar los limpiaparabrisas de forma intermitente, ya que la niebla causa condensación.
  1. Si el calentador esta por dentro del auto actívalo, porque la niebla del exterior a menudo causará condensación en el interior, así que asegúrese de entender cómo funciona su calentador, particularmente la función de desempañado del parabrisas.
  1. Tener todos los sentidos al máximo, el oído puede sugerir la cercanía de un vehículo, apague su música y baje las ventanas en los cruces. También es posible que escuches el chillido de los neumáticos de un automóvil que te adelanta y no has visto.
  1. Ve más despacio, por lo general no se presta atención en la velocidad cuando no tenemos un punto de referencia, por lo que se termina conduciendo más rápido en la niebla de lo que lo harían con una visibilidad clara.

7.       Use los objetos que puede ver, como las señales al costado de la carretera, para tener una idea de lo cerca o lo lejos que está el límite de visibilidad.

¿Porque puede fallar una luz antiniebla?

 

Los faros antiniebla, como cualquier otra luz del auto pueden presentar fallas, las dos más comunes son:

  1. Porque se quemó el faro: los faros tienen una vida útil, dependiendo del tipo de faro puede ser más larga o más corta, por lo cual es preciso sustituirlo. Reemplazar un faro es sencillo y todas las instrucciones para cambiarlo vienen con el kit que se compra, solo hay que escoger el adecuado.
  1. La falla de un relé de la luz de niebla: si el relé está dañado hace un sonido de clic cuando se enciende u ocasiona un mal funcionamiento de los faros antiniebla. Los relé están ubicados en la caja de fusibles que se encuentra debajo del capó y su sustitución es sencilla. Para cambiar el relé solo necesitaras alicates y destornilladores.
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar más accesorios de Coche